LUZ AZUL: LA AMIGA-ENEMIGA DE LOS OJOS

Facebook, Instagram, el computador, el trabajo, televisión, tablets… Miles de pantallas que día a día nos rodean y que, sin darnos cuenta, deterioran nuestra visión. Pero, ¿de qué se trata realmente el problema de la luz azul-violeta?

Te lo resolvemos en 4 preguntas:

¿Qué es la luz azul-violeta?
Es un componente visible de la luz y un factor de riesgo en la aparición de la DMAE
(Degeneración Macular Asociada a la Edad) una de las mayores causas de ceguera en
el mundo.

¿Por qué es dañina la luz azul-violeta?
Es conocida por provocar fatiga y estrés visual, además de generar la aparición precoz de la DMAE. La luz azul-violeta afecta negativamente las células que se encuentran en la mácula, un tejido sensible a la luz situado en el fondo del ojo; cabe resaltar que las células que componen la mácula no poseen capacidad de regeneración.

¿De dónde proviene la luz azul-violeta y por qué somos tan vulnerables a ella?

Todas las pantallas digitales, tales como los computadores, tablets, celulares, televisores, etc., esas mismas pantallas que todos los días utilizamos, por lo menos 10 de las 24 horas del días, emiten tanta cantidad de luz azul-violeta y en tan poco tiempo, que nuestro organismo no ha podido crear mecanismos fisiológicos de compensación para protegerse.

¿Cómo prevenir la fatiga y el deterioro de los ojos producida por la luz azul-violeta?

  1.  Siempre deja 60 cm de distancia entre tus ojos y la pantalla.
  2.  Haz una pausa durante 5 minutos, cada hora, sin mirar la pantalla.
  3.  Come frutas y verduras: los alimentos ricos en antioxidantes protegen frente a la DMAE.
  4.  Utiliza lentes antireflejo. Recomendamos Lentes Eyezen, pensados para reducir la fatiga visual causada por la vida digital.

Así que ya sabes, en tu próxima consulta, pregunta por lentes Eyezen, una opción perfecta para proteger tus ojos de los dispositivos electrónicos.